Theresa May enfrenta su fracaso electoral antes del Brexit

Theresa May, primera ministra del Reino Unido, a la salida de la sede del Partido Conservador. Foto: Reuters.
Theresa May, primera ministra del Reino Unido, a la salida de la sede del Partido Conservador. Foto: Reuters.

La primera ministra británica, Theresa May, se veía obligada a luchar para mantenerse en el poder después de que su fracasada apuesta electoral minara su autoridad y hundiera al país en una importante crisis política días antes de que comiencen las negociaciones para abandonar la Unión Europea.

El plan de May, que esperaba consolidar su poder aplastando al opositor Partido Laborista, que creía debilitado, fracasó estrepitosamente el jueves cuando los votantes quitaron a su partido conservador la mayoría parlamentaria.

El inesperado resultado deja a May ante la tarea de tratar de unir las diferentes facciones de su partido y en manos de un puñado de parlamentarios de Irlanda del Norte tan sólo nueve días antes de que Reino Unido comience el tortuoso proceso de negociar su salida de la UE.

La prensa británica tradicionalmente proconservadora criticó a May y se preguntó si podía permanecer en el poder sólo dos meses después de iniciar oficialmente el proceso de divorcio del país respecto del bloque europeo.

El periódico más vendido del país, el Sun, dijo que altos miembros del partido habían prometido deshacerse de May, pero que esperarían al menos seis meses porque les preocupaba que una lucha por el liderazgo impulse al líder laborista Jeremy Corbyn al poder. “(May) se queda, por ahora”, dijo una fuente del Partido Conservador a la agencia británica, Reuters.

May pidió unas elecciones anticipadas para obtener un mandato claro en su plan de sacar al Reino Unido del mercado único y la unión aduanera de la UE, con el fin de poder reducir la inmigración.

Pero su partido está profundamente dividido sobre lo que quieren del Brexit y el resultado significa que las empresas británicas todavía no saben qué regulaciones comerciales les pueden esperar en los próximos años.

La libra británica, moneda de ese país, cayó frente al dólar estadounidense y al euro después del resultado de la elección.

Tomado de Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *