Tigres dijeron adiós

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

La despedida de los Tigres de la presente Serie Nacional generó polémica en la afición de todo el país, sobre todo en Ciego de Ávila.

Muchos disertan sobre las causas de la derrota del plantel avileño, pero pocos reconocen que en realidad Artemisa jugó mejor y mereció el éxito.

Un equipo que le sabe jugar a los tres veces campeones de Cuba, el balance histórico lo demuestra, también el hecho de haber sido sus verdugos en las únicas dos ocasiones que Ciego no avanza a la segunda ronda.

En la temporada 53 los representantes de esta joven provincia enmudecieron el Cepero con una victoria que eliminó a la tropa de Machado y este sábado repitieron la hazaña con el mérito adicional de remontar el llamado play off de comodines.

Más allá de lo que le faltó a los Tigres, hay que hablar del buen trabajo de los Cazadores.

Su pitcheo fue hermético en los dos últimos choques, al punto de permitir solo tres anotaciones. Dany Valdespino manejó de forma excelente el staff, apoyado en la experiencia de Miguel Lahera y Yulieski González, y en la indiscutible calidad de los jóvenes Geonel Gitiérrez y Misael Villa.

La escuadra artemiseña funcionó como un todo, figuras practicamente desconocidas como Andy Cosme, Jorge Alomá, Yosvani Peñalber y Jhony Hardy se crecieron a la hora cero para decidir los encuentros, algo que no lograron Raúl González, Osvaldo Vázquez y Humberto Morales con mucha más carretera.

Fueron las claves de un resultado para muchos sorpresivo que dedicaron a la memoria del desaparecido Yadier Pedroso. Artemisa ganó en buena lid porque sus peloteros cazaron a los felinos más fieros de la selva del béisbol cubano en la última década.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 15 =