Tropiezos en metrocontadores

Durante el presente año en Ciego de Ávila se instalarán unos 5300 metro contadores de los cuales 2 000 serán utilizados en el sector residencial para reponer los que ya están, pero no funcionan.

La situación de los metrocontadores que no funcionan en el sector residencial provoca inconvenientes, malestar y desagrado en los pobladores y ese es el caso de los vecinos de la calle Máximo Gómez entre Abraham Delgado y Narciso López.

Ellos alegan que aproximadamente desde junio del 2017 se comenzó el proceso de instalación de esos equipos, y al no completarse de manera eficiente esa labor se han visto afectados.

“Nosotros somos los que sufrimos las consecuencias del mal trabajo, ahora el agua para cogerla necesitamos esperar un día prácticamente porque ya no viene con la misma presión de antes, esta situación ya ha sido planteada a diferentes niveles pero aquí seguimos esperando una solución”, así expreso Miguel Ángel Mantilla uno de los afectados.

No solo existen las dificultades con la entrega de agua, también al levantar parte del pavimento y no reconstruir las aceras ni tapar correctamente los metrocontadores, las personas están propensas a tener accidentes.

Como le ocurrió a Amalia Fernández Moreira de 68 años de edad, quién en una ocasión cuando salía de su casa tropezó en un hueco donde están las conexiones y se precipito al suelo. “El golpe que me di fue tremendo me quedé con la cara muy dañada” comentó.

Es muy clara la intención conjunta del Instituto de Recursos Hidráulicos en Ciego de Ávila y la Empresa de Acueductos y Alcantarillados para disminuir el derroche de agua.

Pero que muchos de estas tareas, por causas ajenas o no a las entidades responsables, se queden a medias o simplemente no se les de continuidad, atentan contra el bienestar público e impiden la tan necesaria eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *