Trump renueva llamado a terminar pesquisa sobre elecciones de 2016

El presidente estadounidense, Donald Trump, renovó hoy su llamado a terminar con la investigación sobre las elecciones de 2016, al decir que estuvo motivada por el dosier de un exagente británico sobre su campaña.
Así que ahora descubrimos que sin duda el dosier falso y sin verificar, que fue pagado por la ‘deshonesta Hillary Clinton’ y el Comité Nacional Demócrata (DNC), fue responsable de iniciar la totalmente conflictiva y desacreditada ‘cacería de brujas’ de Robert Mueller, escribió en la red social Twitter.

Según Trump, ese dosier se presentó de forma deliberada y falsa ante el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera creado por la ley conocida como FISA, para espiar a su exasesor de campaña Carter Page, de quien el Buró Federal de Investigaciones (FBI) sospechó que podía ser un agente ruso.

Esas palabras del mandatario republicano aparecen después de que su administración permitió difundir el sábado documentos previamente secretos relacionados con la autorización de escuchas telefónicas a Page, quien ha estado en el centro de las acusaciones sobre una presunta colusión entre la campaña de Trump y Rusia.

Según los materiales publicados por el Departamento de Justicia, el FBI creía que funcionarios del país euroasiático trataron de reclutar a Page ‘para socavar e influir en el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016’, algo continuamente negado por el excolaborador del presidente.

En tales documentos se cita al llamado dosier Steel, elaborado por el exagente británico Christopher Steele y financiado en parte por Clinton y el DNC, el cual alega vínculos entre la campaña de Trump y Rusia.

Pero medios locales advirtieron que, contrario a lo dicho en el tuit de Trump, los investigadores no basaron su solicitud para vigilar a Page únicamente en el mencionado expediente, sino también en otras fuentes de información.

De acuerdo con los documentos dados a conocer hace dos días, los investigadores comunicaron a los jueces de la corte de FISA las fuentes de su información, algo que contrarresta un reclamo hecho por muchos partidarios del mandatario, indicó el portal digital Politico.

En sus mensajes en Twitter el gobernante también citó comentarios hechos este lunes por Tom Fitton, presidente de la organización conservadora Judicial Watch, quien se refirió al dosier de Steele como ‘un documento de campaña de Clinton’ y dijo que era ‘un fraude y un engaño diseñado para apuntar a Trump’.

Pero, como recordó The Washington Post, la investigación de contrainteligencia del FBI acerca de la presunta interferencia electoral rusa comenzó meses antes de que el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) solicitara la orden de vigilancia para Page en octubre de 2016.

En tanto, Mueller, quien encabeza esa pesquisa en la actualidad, fue nombrado fiscal especial en mayo de 2017, luego de que Trump despidió al exdirector del FBI James Comey, quien hasta ese momento lideraba la indagación.

Tomado de Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *