Una nueva etapa para el ferrocarril cubano

Con la llegada de los primeros coches para la transportación de pasajeros, se inicia un proceso de rescate de la calidad del servicio ferroviario en Cuba, que brindará un mayor confort, disminuirá los tiempos de viaje y restablecerá salidas que hoy se mantienen canceladas, expresó la tarde-noche de este lunes en la capital Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte, en la ceremonia de recibimiento oficial de estos equipos fabricados en la República Popular China.

Los coches forman parte de un primer lote de 80 provenientes de China, gracias a un convenio entre la Isla y la nación asiática como parte de un programa de recuperación y desarrollo del ferrocarril cubano hasta 2028, y serán incorporados a los viajes desde La Habana hasta Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín y el trayecto Bayamo-Manzanillo, a partir de este verano, indicó el Ministro.

«El programa de desarrollo del ferrocarril en el actual año incluye, además, un amplio proceso de modernización para el sistema de comunicaciones, la reparación de las estaciones, la rehabilitación de la red de talleres y la reparación de las vías férreas», agregó Rodríguez Dávila.

Por su parte, Eduardo Hernández Becerra, director general de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, resaltó que tanto el personal de servicio a bordo como el de asistencia técnica cuenta con la preparación necesaria para asumir este reto. De igual manera, existe un aseguramiento en las piezas de repuesto y herramientas para asegurar el mantenimiento de los coches.

Hacía 44 años que Cuba no adquiría un lote de coches cero kilómetros para la transportación de pasajeros. Los adquiridos recientemente, tienen dos categorías con diferentes niveles de confort: una primera, con aire acondicionado y sistema de televisión y video, entre otros servicios; y una segunda, con ventiladores de techo y sistema de audio.

Los dos tipos cuentan con 72 asientos reclinables y giratorios, dos baños y un bebedero de agua fría, y en sus viajes se prevé incorporar la venta de comida, según informaciones previas de la Dirección de Ferrocarriles de Cuba.

A la ceremonia asistieron, además, Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros, y los directivos de las empresas chinas encargadas de la fabricación de los coches, quienes agradecieron a Cuba por confiar a ellos este importante servicio, que se completará al recibir los 240 coches previstos en el acuerdo.

Tomado de Juventud Rebelde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *