Virtudes del movimiento de artistas aficionados en Ciego de Ávila

Muchas generaciones de cubanos han encontrado en los proyectos comunitarios y en los talleres de las casas de cultura la oportunidad de realizar sus sueños en el arte, y es que el movimiento de artistas aficionados tiene un protagonismo social innegable, que marca la identidad cultural de nuestra nación.

ciego de ávila tiene un fuerte movimiento que se consolida, más allá de las carencias económicas que enfrenta.

Este frente cultural comunitario se organiza en nuestro país a partir de la década del sesenta, teniendo como principal protagonista al sector estudantil, con el propósito de incidir directamente en la comunidad, pero también como una responsabilidad de todas las instituciones residentes en ellas.

Innumerables son las historias, anécdotas y experiencias  personales y colectivas que entorno a él se recogen en nuestro país y aseguro que Ciego de Ávila es una de las provincias que ostenta un fuerte movimiento de aficionados al arte, en todas las manifestaciones.

Las casas de cultura juegan un rol determinante en el propósito de hacer cumplir los sueños artísticos de miles de personas, pues son el puente de comunicación accesible al público y encargado de generar procesos de desarrollo cultural en la comunidad.

A 40 años de su creación, las casas de cultura se han convertido en escenarios educativos, que a través de los talleres de danza, música, artes plásticas, literatura, teatro y otras manifestaciones artísticas fomentan el sentido de pertenencia por la identidad cultural local y nacional.

Desde esa institución y a través de la permanente superación de los instructores de arte y los promotores culturales de la cumunidad no solo se logra el desarrollo artístico, también se contribuye a la formación y preservación de  valores sociales.

Pero se hace necesario reconocer, en el caso de nuestra provincia, los resultados del movimientos de artistas aficionados al arte en el nivel educativo universitario.

La mayoría de las unidades artísticas del  territorio ostentan la categoría superior que otorgan jurados especializados del Consejo Nacional de Casas de Cultura, respaldado por el convenio entre Ministerio de Cultura, el de Educación Superior y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Además, los reiterados premios de oro en las diversas categorías del Festival Nacional de la FEU validan el esfuerzo que realizan los instructores de arte en la Universidad de las Ciencias Médicas José Assef Yara y la Máximo Gómez Baéz, signado por la sistematicidad y la proyección social.

Opino que esta sería una inagotable cantera de artistas que pudieran ingresar a las filas de la Asociación Hermanos Saíz, que tan necesitada está de nuevos talentos en cada una de sus secciones.

Pero fuera del contexto universitario, es una realidad que el movimiento de artistas aficionados enfrenta retos y dificultades tanto económicas como metodológicas, desde la estructura institucional, que se convierten en verdaderos conflictos y enlentecen su desarrollo.

Cito: carencias  de instrumentos musicales para el aprendizaje, deficiente preparación metodológica y profesional de los instructores que imparten los talleres, poca sistematicidad en la enseñanza artística, una cifra mínima de instructores de arte activos y hasta la  escaza gestión desde los gobiernos municipales, provinciales y del centro de casas de cultura por resolver estas problemáticas.

Aún así, el meritorio trabajo del movimiento de artistas aficionados avileño no puede empañarse, pues es la realidad de los sueños de muchos niños, adolescentes,  jóvenes y adultos, a través de la política cultural de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *