Vladimir pagó otra vez los platos rotos

Después de tres salidas como apagafuegos parecía que el tigre, Vladimir García, convertido en León, sería la salvación de Víctor Mesa y los Industriales en el difícil camino hacia la final de la Serie Nacional de Béisbol número 57.

Sin embargo, en sus dos últimas apariciones no ha podido contener el ímpetu de unos leñadores acostumbrados a afilar sus hachas para talar en grande a la hora de recoger los bates.

El Cañón de la Trocha, de regreso a su etapa de cerrador, vive uno de los peores momentos de su carrera deportiva.

En el Latino fue el responsable del empate tunero a dos triunfos y anoche, en un abarrotado Julio Antonio Mella, vio como los anfitriones nuevamente igualaban el mach y extendían a siete juegos la semifinal.

Vladimir pagó los platos rotos, pero el béisbol premió al equipo que mejor lució en el terreno.

Contrario a lo sucedido en los partidos anteriores, los azules fueron un desastre a la defensa y los llamados breaks rompieron siempre a favor de la tropa de Pablo Civil.

Los tuneros aprovecharon tres errores de sus contrarios para marcar dos carreras ante el zurdo Misael Villa, autor de otra excelente labor en esta pos-temporada.

Luego en el octavo, previo a la rebelión rojiverde, Alexander Mayeta conectó un batazo por el jardín central que caprichosamente la bola pega en el borde superior de la cerca, y regresa al terreno, un posible cuadrangular que ampliaría a tres la diferencia en la pizarra.

Acto seguido Stayler Hernández roletea por primera en zona faul y Viñales se equivoca y tira para segunda. Después se repite la acción en zona buena, pero el inicialista local aprendió la lección y enfrió en home a Samón.

La tapa del pomo la puso Yorbert Sánchez con una evidente obstrucción para evitar el doble play, sancionada por los árbitros y que provocó una lesión en la mano del paracorto capitalino.

En fin, Las Tunas mereció la victoria y tiene la motivación necesaria para conseguir hoy el boleto a la disputa de la corona. Del bando contrario sobra la experiencia en choques bajo presión y el deseo de continuar en la batalla. Solo uno será el rival de Granma, el otro tendrá que conformarse con el cuarto lugar de la tabla.

 

 

Un comentario sobre “Vladimir pagó otra vez los platos rotos

  • el 17 enero, 2018 a las 10:06 pm
    Permalink

    Una vez más Vladimir, no hay sorpresa, lo que yo no entiendo es como si para la mayoría de los que hablan de pelota VM32 nunca se tragó a Vlady por amarillamiento, sudoraciones, falta de coraje para el decisivo, fue el que eligió y ahora de cerrador!!!!!!!!!, casi en todos los partidos.
    No voy a echarle leña al fuego, cada quien sabe que estos partidos son de rompecorazones, pero veo desajustes en ambos elencos. Para mí, siguen siendo los azules los favoritos. Si hay otro, bienvenido, así las cosas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *