Voces de varias naciones repudian hostilidad de EE.UU. contra Cuba

Voces de diversas partes del mundo se suman hoy al rechazo a la actitud hostil del gobierno de Estados Unidos contra Cuba y condenan la campaña para desacreditar la colaboración médica cubana con otras naciones.

La Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (Anaic) se sumó a la propuesta de considerar al Contingente Internacional de Médicos Henry Reeve para el Premio Nobel de la Paz por su respuesta global a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

La organización destaca la “preparación, competencia y especialización” de los galenos cubanos para ayudar a los países que lo solicitan, no solo en el contexto de la actual situación sanitaria, sino en ocasiones anteriores, como la epidemia de ébola en África.
Desde los Estados Unidos hay quienes intentan establecer convenios de cooperación con la mayor de las Antillas en el sector de la ciencia y la salud.

Una resolución introducida en la legislatura del estado norteamericano de Minnesota llama a la colaboración médica y científica con Cuba para enfrentar los efectos del coronavirus SARS-Cov-2 y permitir la importación de Interferón Alfa-2B Recombinante, medicamento cubano para combatir más eficazmente la Covid-19.

Sin embargo, mientras la mayoría de los Estados buscan cooperar en las actuales circunstancias, Washington incentiva el odio y las agresiones contra el país caribeño, lamentó el profesor y activista social Carlos Moncada, quien encabeza la Asociación de la Comunidad de Cubanos Residentes en Angola.

En ese sentido, la Asociación Suiza-Cuba condenó la actitud de medios de prensa como la filial francófona de Radio y Televisión suiza (RTS), la cual emitió un programa en el que se desacreditó la colaboración médica cubana con otros países.

“Rebajarse a participar en estas campañas para denigrar las brigadas internacionalistas cubanas es inmoral y deplorable”, sentenció la organización suiza, según la cual, el Congreso estadounidense aprobó 120 millones de dólares entre 2017 y 2019 y 32 millones este año para financiar campañas difamatorias contra Cuba.

Además, en medio de la crisis sanitaria internacional y mientras 26 brigadas médicas cubanas contribuyen a frenar la pandemia en 24 países, la Casa Blanca mantiene su política de bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla desde hace 60 años.

Al respecto, el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) manifestó que la solidaridad y el derecho humanitario demandan la suspensión inmediata de cualquier tipo de limitación impuesta a países y comunidades y la transformación de esas limitaciones en acciones de apoyo mutuo.

Por otro lado, desde La Habana, la Plataforma Interreligiosa de Cuba y el movimiento budista Soka Gakkai rechazaron el reciente atentado a tiros contra la embajada de la isla en la capital estadounidense y la inclusión de la nación antillana en la lista de supuestos países que “no colaboran con la lucha antiterrorista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *