¿Volverá el esplendor al Palacio?

 

La construcción conocida popularmente como “El Palacio”, localizada en el municipio Venezuela de Ciego de Ávila, parece tener un destino incierto. De hecho, los constantes cambios de objeto social que ha sufrido desde que se construyera a inicios del siglo XX (casa-círculo social-hospital-policlínico-palacio de pioneros) parecen marcar su sino.

 

Con carácter patrimonial, rescatada de un derrumbe total y sometida a disímiles reparaciones, el inmueble cede ante el abandono, lo cual es una pena; pues su localización, áreas exteriores que incluyen un parque de diversiones con capacidad para exhibir animales y dos piscinas, lo hacen un complejo que, en buenas manos, sería muy rentable (en el mejor sentido de la palabra).

 

Según Rafael Ángel Pérez Morales, intendente del municipio, “lo último que se habló es que el Palacio pasara a la Empresa Cubana de Zoológicos para que además de reanimaciones en el exterior se pueda hacer una reparación valorada en 300 mil dólares que permita brindar servicios de alojamiento, restaurante y cafetería a visitantes nacionales y extranjeros”.

Aún no se sabe si tendrá feliz término la idea; pues el escenario actual, marcado por una crisis económica y epidemiológica aguda, se presenta áspero como para emprender nuevos proyectos. Sin embargo, resulta positivo y hasta plausible que aunque no se sepa con exactitud qué va a ser de este edificio, no se dejen morir del todo sus espacios externos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *