Acopio implementa modelo de comercialización en Baraguá

Nuevos métodos para el incremento de la comercialización de productos agropecuarios, implementa la Dirección Municipal de la Empresa Provincial de Acopio Ciego de Ávila en Baraguá, los cuales se espera repercutan positivamente, y en el tiempo, en respuesta a las demandas alimentarias de la población y aporte mayores ingresos a los trabajadores.

El Punto de Venta La Piña, en el centro del poblado de Gaspar, es uno de los que se suma a la novedosa modalidad, en la que un comprador, con su propio transporte, llega directamente a los campesinos, cortando así cadenas de intermediarios entre el surco y la mesa de los clientes.

También está insertado en ese modelo de gestión el mercado El Platanito, de la citada localidad, y el propósito es sumar a los dos restantes del territorio.

Ariel Nieves Concepción, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Acopio Baraguá, resalta entre los beneficios más rapidez en el pago a los productores y mayor variedad y cantidad de alimentos a disposición del pueblo.

Las cifras van siendo elocuentes; al referirse a ellas, el directivo explicó que mientras de enero al cierre de marzo del actual año el mercado incumplía su plan de ventas, durante los primeros 10 días de abril ya sobrepasan lo previsto. Antes la existencia de surtidos promediaba entre seis y siete, ahora ronda los 25.

Buena parte del éxito de la iniciativa responde a la motivación del colectivo, cuyos integrantes pueden percibir hasta el 30 por ciento de las ganancias.

Allí intercambiaron con la población y los empleados de Acopio sobre los desafíos y potencialidades de estos temas las máximas autoridades del Consejo de Defensa Provincial y del municipio.

 

 

Carlos Luis Garrido Pérez, presidente de ese órgano de dirección en Ciego de Ávila, comentó que es primordial aprovechar al máximo la tierra disponible para el sostenimiento de la comercialización agropecuaria con variedad de ofertas. De ahí la importancia de garantizar el autoabastecimiento municipal en materia de viandas, hortalizas, granos, vegetales, frutas y carne.

Pero el diapasón de la venta de productos del campo de forma directa bajo nuevas reglas no se abre solo al ámbito estatal, además se incluye el privado. La comitiva política y gubernamental inauguró oficialmente el punto de venta Ceiba Grande de los Gorgoy, el cual forma parte de un proyecto de desarrollo local que contará con una minindustria para el procesamiento de alimentos.

En sostener variedad y cantidad estará el reto a partir de ahora. “Ojalá y se mantenga”, expresó más de un ciudadano entrevistado.

Tomado de Invasor. Alden Hernández Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *