Eficiencia, ¿a qué precio?

No había que ser buen fisonomista para percatarse de que aquel hombre había egresado del hospital. El rostro más pálido

Leer más