Reordenan servicios médicos en Ciego de Ávila ante aumento de COVID-19

La provincia de Ciego de Ávila reordena sus servicios de salud a partir de la complejidad de la situación epidemiológica, con el  objetivo de garantizar la atención al creciente número de  casos positivos de COVID-19.
   Ángel Enrique Batista, director  de salud en el territorio, explicó que  se dispusieron 200 camas  en el hospital  Roberto Rodríguez, de Morón, y otras 113 en la Facultad de Ciencias Médicas, para pacientes confirmados  con el virus SARS-CoV-2 de baja complejidad, mientras que enviarán a  Camagüey  a los niños y las embarazadas junto a los casos de mayor gravedad.
   Precisó que ante la designación de ese centro solo para  enfermos de COVID-19, se reubican en el Antonio Luaces, de la ciudad capital, el resto de los servicios, incluidas todas las urgencias.
   El doctor Alberto Moronta Enrique, director de la institución hospitalaria avileña, informó a Radio Surco digital que  ya se atienden allí las embarazadas  próximas a dar a luz y aquellas que por riesgo requieren ingreso, mientras comenzarán a recibir a los pacientes en edades pediátricas que no presenten enfermedades respiratorias.
   Puntualizó que todas las especialidades se trasladarán  paulatinamente hacia  el Antonio Luaces , excepto el servicio de hemodiálisis, que  se mantiene sin cambios en ambos centros, por lo que  los pacientes de la zona norte  de la provincia continúan el tratamiento en Morón.
   Moronta resaltó la disposición de los trabajadores del centro y el apoyo de varios profesionales del colectivo del Roberto Rodríguez, para asumir los nuevos retos impuestos por la pandemia.
   Tomás Alexis Martín Venegas, vicepresidente del Consejo de Defensa provincial, destacó durante la reciente visita gubernamental al territorio, que son fortalezas del sistema de salud  avileño para la actual contingencia, el funcionamiento del laboratorio de biología molecular, con más de 90 mil pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa) desde su inauguración y las 17 consultas especializadas en infecciones respiratorias en los 10 municipios.
   Ante el paso de toda la provincia a la fase de transmisión autóctona limitada, a causa del número de casos confirmados en los últimos 15 días, también se incrementó a 17 la cantidad de centros de aislamiento para contactos y sospechosos de portar el virus, con unas mil 300 capacidades.
   Ciego de Ávila reporta más de mil 300 enfermos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, de los cuales 480 corresponden al mes de enero, a consecuencia de un marcado rebrote de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *